Buscador Doofinder

¿Por qué mejorar el buscador de tu tienda online?

Hace años los expertos en usabilidad web nos decían que si un sitio web estaba bien diseñado no necesitaba un buscador interno. Ni mejor, ni peor: simplemente sobraba.

Sin embargo, cada vez se valora más el funcionamiento del buscador web,

porque sigue siendo la  herramienta más rápida para que los usuarios encuentren lo que buscan. Fíjate, por ejemplo, en Amazon y entenderás el protagonismo que está adquiriendo el buscador en esta tienda online.

Siguiendo con los tópicos, es habitual escuchar que sólo un 10% de las visitas del sitio web utilizan el buscador interno. Tú sabes ¿cuál es ese porcentaje en tu web? Desde luego, a mayor porcentaje de usuarios que utilizan el buscador, mayor importancia tiene el buscador web para que los usuarios salgan satisfechos de sus visitas.

En cualquier caso, el buscador de la web es un elemento más de la navegación web que puede contribuir a mejorar la experiencia del usuario y, al mismo tiempo, mejorar nuestros resultados y el conocimiento que tenemos de nuestros usuarios. El objetivo del buscador ha de ser que el usuario vaya directamente al contenido que busca y, si es posible, que convierta.

Si el usuario llegó a tu web a través de una búsqueda de Gogle, y luego nuestro buscador interno no le ayuda, ¿por qué va a continuar buscando en nuestra web? Volverá a Google o, peor todavía, a Google Shopping para encontrar infinidad de productos en otras webs.

¿Para qué quieres un mejor buscador en tu web?

Antes de responder hazte las siguientes preguntas …

  • ¿Cual es el porcentaje de usuarios en mi web que usa el buscador y cual es el porcentaje que no lo usa?
  • ¿Cuánto convierten unos y cuanto convierten los otros?
  • ¿Qué tipo de búsqueda utilizan más?, ¿categorías?, ¿palabras clave? ¿el nombre del producto?, ¿la referencia del producto?, ¿la marca?
  • ¿Sabes con qué tipos de búsqueda tu buscador no devuelve resultados?

Desde Google Analytics dispones de la llamada “site search” o “búsqueda interna” para empezar a medir lo que está pasando. No está activada por defecto, así que tendrás que activarla.

Si el buscador funciona correctamente, el ratio de conversión de las visitas que usan el buscador debería mayor. Si el ratio de conversión de tus búsquedas es menor al ratio de conversión de las visitas sin búsqueda, algo va mal.

Comienza por fijarte en el diseño del propio buscador. El buscador se compone de dos elementos fundamentales: la caja de búsqueda para que el usuario escriba la palabra o frase que está buscando y la página de resultados de búsqueda. ¿Dónde se encuentra el buscador en tu tienda online? Hay ecommerce o webs dónde hay que “buscarlo”  para realizar una búsqueda. ¡Mal empezamos! Otras, al ofrecer la página de resultados nos ocultan el buscador para realizar nuevas búsquedas. Y, luego se extrañan de que los usuarios utilicen poco el buscador de la web.

buscador ecommerce

Luego podemos analizar la experiencia del usuario en las páginas de resultados de búsqueda tratando de conocer la respuesta a estas preguntas:

  •  ¿Cuántas páginas de resultados de búsqueda necesita ver un usuario para hacer clic en un resultado?
  • Después de hacer clic en un resultado de búsqueda, ¿por cuántas páginas más navega?
  • Dentro de una misma búsqueda, ¿cuántas búsquedas necesita rehacer para encontrar lo que no encuentra?

Comprueba también que el diseño y contenido de la página de resultados de tu buscador tenga, al menos, los siguientes elementos:

  • El título y breve descripción del producto.
  • Una imagen atractiva del producto.
  • El precio y el descuento, si existe.
  • El número total de resultados paginados.
  • Opciones para filtrar la búsqueda, si ayuda al usuario.
  • Y la posibilidad de ordenar los resultados por parámetros que no le distraigan.

Buscador Doofinder en QUIQUILO

Habría que conocer también el tipo de búsqueda preferida por tus usuarios. No todos lo hacen de la misma forma. Lo primero es saber si hay alguien que busque por categorías y cual es el impacto de la búsqueda por categorías en la conversión de éstas búsquedas. Nuestra experiencia es que la mayoría de las búsquedas que convierten se hacen con el nombre del producto e incluso con la referencia.

Si sabemos que palabras se utilizan para buscar mis productos, tengo una arma estupenda para mejorar mi estrategia de SEO y SEM, porque los usuarios me están diciendo cual es el lenguaje que utilizan para buscar ese producto que luego yo quiero posicionar en Google.

Cómo busca mi cliente

Todos los buscadores nos devuelven los resultados de búsqueda utilizando algoritmos para darnos el resultado más relevante. Pero podemos enfocar los resultados a mejorar la conversión. Esto implica poder manipular el algoritmo para responder inteligentemente al usuario posicionando más arriba los resultados que dan mejor conversión.

¿Y los filtros? La mayoría de las webs los utilizan para mejorar la calidad de la búsqueda. Pero las preguntas adecuadas para saber si incorporar o no filtros al buscador serían:

¿Qué impacto tienen los filtros en la conversión? ¿Ayudan o tienen una conversión menor? ¿Qué filtros tienen más impacto en la conversión?

Para medir el rendimiento de los distintos filtros tengo una funcionalidad en Google Analytics que me ayuda a ello: el event tracking. Los eventos servirán no sólo para saber que filtros se utilizan más, sino también para saber cuales de ellos ayudan realmente al usuario a encontrar lo que buscan. Lo que nos dicen los informes de event tracking (eventos) es un buena pista para optimizar los filtros de resultados.

En resumen, el buscador es una parte esencial de tu tienda online, y medir su rendimiento no sólo a nivel cuantitativo sino también cualitativo es vital para mejorar la experiencia del usuario. Google Analytics nos permite medir todas estas preguntas y más a través de: site search, event tracking y custom variables.

Por último, la experiencia del usuario con nuestro buscador se puede mejorar de diferentes maneras.

Te aconsejamos empezar con estas tres mejoras:

1) Anticiparse al usuario, es decir, mostrar sugerencias de búsqueda desde el momento que el usuario comienza a introducir la primera palabra en la propia home.

2) Ofrecer la búsqueda avanzada desde el principio, dándole al usuario la opción de filtrar más su búsqueda. La funcionalidad de buscador avanzado se puede ofrecer desde el primer momento, o bien, en la página de resultados de búsqueda.

3) Trabajar la página de resultados de búsqueda cero. Además del mensaje de que no se han encontrado resultados debería mostrar búsquedas relacionadas.

El buscador interno nos puede ayudar a entender el uso que hacen los usuarios del sitio web; a detectar posibles carencias de contenido y a entender cómo buscan los usuarios nuestro producto. Nos alerta de sinónimos con los que los usuarios nombran nuestros productos, de los errores ortográficos que cometen al escribir y no ofrecen resultados.

Podemos afirmar que la búsqueda óptima es aquella que permite al usuario encontrar en la primera página de  resultados lo que está buscando. Siendo más estrictos, lo normal sería que el usuario hiciera clic dentro los cinco primeros resultados de búsqueda.

Tener un buscador profesional, se convierte en otra herramienta más de comunicación entre el usuario y tu negocio que te puede ayudar a entender su comportamiento y a vender más. Desde Doofinder podemos ayudarte, porque somos especialistas en buscadores avanzados muy profesionales y en pago por uso.

Autor: Ignacio Martínez Pagés  (Doofinder)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *